Los ensayos realizados por laboratorios especializados han demostrado las siguientes ventajas del hormigón impreso:

  • Tiene unas características superiores a las que se exige a cualquier baldosa de cemento.
  • Es mucho más resistente al ataque de ácidos.
  • Su superficie no es permeable a las grasas y aceites.
  • Resistencia a los rayos UV.
  • Resistencia a los cambios repentinos de temperatura helada/deshielo.
  • Tiempo de ejecución reducido.
  • Alcanza altas resistencias con espesores no muy grandes, pudiéndose así aplicar en zonas de escasa altura
  • Bajo coste de ejecución.
  • Diversidad de tipos de formas y colores.
  • Singularidad de diseños, cada trabajo es único.
  • Extraordinarias cualidades mecánicas.